La Especie

La Oca común, Anser anser domesticus, es una subespecie que proviene del ganso gris silvestre, obtenidos desde la antigüedad como aves de corral por su carne, huevos y plumas.

Es la mayor de las especies europeas y resulta bastante abundante en nuestro país durante el invierno. En esta época, nuestros cielos se ven surcados por multitud de escuadras de estas grandes aves, las cuales llegan a la Península tras un viaje de miles de kilómetros, huyendo de las bajísimas temperaturas que asolan sus áreas de cría en el norte de Europa.

Esta subespecie del ganso tiene una tonalidad general grisácea, con las plumas del dorso orladas de crema, lo que confiere a esta zona un aspecto escamoso; los flancos resultan más oscuros y están barrados por líneas blancas.

 
 

En contraste con el resto del plumaje, la región anal muestra un color blanco puro. La cola es blanca, con una banda oscura en la parte superior.

 
 

De aspecto bastante robusto, la única diferencia existente entre machos y hembras estriba en el mayor tamaño de aquéllos.

Las cortas y fuertes patas presentan una tonalidad rosácea, en tanto que el pico —de forma cónica— posee color naranja en la subespecie anser y rosa en la raza rubrirostris.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies